Envejecimiento saludable y activo

El envejecimiento saludable y activo trata de fomentar estilos de vida saludables a lo largo de nuestras vidas e incluye nuestros patrones de consumo y nutrición, así como nuestros niveles de actividad física y social.

Mira por tu salud

El envejecimiento activo se aplica tanto a los individuos como a los grupos de población. El término “activo” hace referencia a una participación continua en las cuestiones sociales, económicas, culturales, espirituales y cívicas y no sólo a la capacidad para estar físicamente activo o participar en el mundo del trabajo. Con la aplicación del paradigma del envejecimiento activo se trata de ampliar la esperanza de vida saludable y la calidad de vida para todas las personas a medida que envejecen, incluyendo aquellas que se encuentran en situación de fragilidad, discapacidad o dependencia.

Un envejecimiento activo ayuda a reducir el riesgo de sufrir obesidad, diabetes y otras enfermedades no transmisibles que van en aumento. Las enfermedades cardiovasculares y el cáncer están entre las principales causas de muerte evitables en las personas mayores.

Recomendaciones de la OMS sobre la actividad física personas mayores de 65 años

Organización Mundial de la Salud

Actividad recreativa y de ocio

Las personas mayores pueden realizar la actividad física como actividad recreativa o de ocio (juegos, deportes o ejercicios programados) y en el marco de los desplazamientos (caminar e ir en bicicleta o en algún otro medio rodado), el trabajo o los quehaceres domésticos, en el contexto ocupacional, educativo, doméstico y comunitario cotidiano.

Muy beneficiosa

En las personas mayores, la actividad física es beneficiosa por cuanto respecta a los siguientes resultados sanitarios: mejora de la mortalidad por todas las causas y la mortalidad cardiovascular, la incidencia de hipertensión, la incidencia de cáncer en lugares específicos y la incidencia de diabetes de tipo 2, la salud mental (menor presencia de síntomas de ansiedad y depresión), la salud cognitiva y el sueño, y posible mejora de las medidas de la adiposidad.

Organización Mundial de la Salud

“En las personas mayores la actividad física sirve para prevenir caídas y las lesiones por caídas, así como el deterioro de la salud ósea y funcional.”

Todas las personas mayores deben realizar actividades físicas con regularidad

Al menos entre 150 y 300 minutos

Actividad semanal

Las personas mayores deben acumular a lo largo de la semana un mínimo de entre 150 y 300 minutos de actividad física aeróbica de intensidad moderada, o bien un mínimo de entre 75 y 150 minutos de actividad física aeróbica de intensidad vigorosa, o bien una combinación equivalente de actividades de intensidad moderada y vigorosa, con el fin de obtener beneficios notables para la salud.

fortalece tu smusculos - Envejecimiento saludable activo

Fortalecimiento muscular

Dentro de su actividad física semanal, las personas mayores deben realizar actividades físicas multicomponente variadas que den prioridad al equilibrio funcional y a un entrenamiento de fuerza de intensidad moderada o más elevada tres o más días a la semana para mejorar su capacidad funcional y evitar caídas.

Máximo 300 minutos a la semana

No más de 300 minutos

Las personas mayores pueden superar los 300 minutos de actividad física aeróbica de intensidad moderada, o bien los 150 minutos de actividad física aeróbica de intensidad vigorosa, o bien una combinación equivalente de actividades de intensidad moderada y vigorosa cada semana, con el fin de obtener mayores beneficios para la salud.

Declaraciones de buenas prácticas

Actividad
Envejecimiento saludable activo

Hacer algo de actividad física es mejor que permanecer totalmente inactivo.

Deporte y salud
Envejecimiento saludable activo

Si las personas mayores no cumplen las recomendaciones, hacer algo de actividad física resultara beneficioso para su salud.

Actividad física
Envejecimiento saludable activo

Las personas mayores deben comenzar con pequeñas dosis de actividad física, para ir aumentando gradualmente su duración, frecuencia e intensidad.

Actividad personas mayores
Envejecimiento saludable activo

Las personas mayores deben ser tan activas como les permita su capacidad funcional y ajustaran su nivel de esfuerzo en el marco de la actividad a su forma física.

Podemos resumir los beneficios de la actividad física en personas mayores, en los siguientes aspectos

(Marcos, Frontera y Santonja, 1995)